Doble docencia

       Hemos optado por un modelo de atención a la diversidad que facilita la inclusión y la integración social, potenciando las experiencias de aprendizaje en las que el alumno interactúa con el máximo número de personas posible, porque éste es el motor que ofrece más oportunidades para aprender y   crecer.
       Estamos de acuerdo con Stainback (2001) en definir la educación inclusiva como “un proceso por el cual se ofrece a todos los niños y niñas, sin distinción de la capacidad, raza, o cualquier otra diferencia, la oportunidad para continuar siendo miembro de la clase ordinaria y para aprender de sus compañeros y junto con ellos, dentro del aula”.
      El avance hacia una escuela inclusiva requiere la actuación sobre tres niveles básicos: la institución, el aula y el alumnado. Para ello promovemos:

      - El trabajo colaborativo de todo el profesorado en sus diferentes ámbitos de actuación: ciclos, equipos de trabajo de proyectos, ETCP y Claustro.
      - Metodologías más abiertas y diversificadas en el aula (proyectos, grupos interactivos, tertulias....) que permitan ir prescindiendo de adaptaciones y planes personalizados, en la medida que se facilita la participación de todos según sus posibilidades.
      - La consideración de todos los alumnos como personas individuales, aunque algunos tengan dificultades (discapacidad, trastornos del comportamiento, problemáticas sociales o familiares, tardía escolarización, absentismo, alumnado migrante ,...); y necesiten una mirada más personalizada con una dedicación intencional que pueda ser permanente o transitoria.